La historia de mi salón

la_historia_de_mi_salon_6

Sé que lleváis esperando mucho tiempo este post y por este motivo adelanto que va a ser largo. La intención de publicar la decoración de mi casa surgió hace mucho tiempo pero por unas cosas y por otras, nunca he llegado a estar tan a gusto e identificada con mi entorno como lo estoy ahora, siendo ese el motivo del retraso. Creo que es así como va a comenzar la historia de mi salón, porque si no adelanto porqué no lo he publicado antes, seguramente no vais a entender cómo he podido retrasarlo tanto. Estar cómodo tanto por dentro como fuera es el secreto para sentirse bien y no siempre es tan fácil. En mi caso, y como en muchos otros, una separación necesita de un tiempo de reposo y de ir poniendo las cosas en su lugar poco a poco. En el mío este proceso ha ocasionado dos mudanzas en menos de un año y medio, con todo los daños colaterales correspondientes.

El caso es que después de la segunda mudanza y tras un tiempo de introspección, empecé a sentir cómo quería que estuviera mi casa. Soy de las personas que prefiere tenerla desangelada o alguna zona de la casa vacía, hasta que encuentro con lo que verdaderamente me identifico. Poco a poco empecé a tener claro lo que quería pero conociéndome, sabía que no iba a ser fácil. Ahora que he conseguido tener el conjunto a mi gusto, os puedo decir de dónde es cada elemento y cómo han llegado a mí. ¡Por fin! Aunque seguramente vais a pasar a ver las imágenes antes que leer el texto, os voy a dejar enlazados todos los artículos que sean posibles porque hay cosas que las he hecho yo.

la_historia_de_mi_salon_5

Para empezar os hablaré de los básicos. Tenía clarísimo desde el principio que quería los sofás blancos es más, quería concretamente los sofás de Ikea modelo Ektorp. Me encanta su diseño y eran blancos. Al no tener niños pequeños para mí no era ningún problema. Me gustan los sofás sin chaise longe porque se puede configurar una L o enfrentarlos como los tengo ahora. Nunca había tenido la posibilidad de tenerlos así y no os podéis imaginar lo a gusto que estamos. La mesa de la zona de comer también es de Ikea, modelo Docksta y por último también de Ikea, el sillón Stockholm que lo tengo en la ventana que más sol tiene ahora en otoño, como rincón de lectura. Lo tengo junto dos mesas auxiliares de estilo étnico para poder dejar los libros o una taza, de Secretos de India.

Acompañando la mesa del comedor quería una mezcla de sillas. No me apetecía tenerlas todas iguales aunque sí me decante por una pareja de sillones Eames. Esto fue por comodidad. Además que me parece un diseño estupendo por su versatilidad a la hora de integrarlos en cualquier zona de la casa. Seguramente os ha llamado la atención ver las patas de los sillones Eames doradas. Os tengo que decir que no eran así, me dio por pintarlas en en este color ya que le irían mejor con el estilo decorativo que quería ir dándole a la casa. Con la pintura dorada también pinté el jarrón que se puede ver encima de la mesa, también de Ikea. Los sillones Eames son de Vackart, la silla Tolix de Sklum y la  silla de mimbre de Kave Home.

la_historia_de_mi_salon_13

En la zona del comedor veréis la estantería principalmente decorada con libros y esculturas realizadas por mí. A este punto de la casa me costó mucho encontrarle el sentido. Ya lo dije un día: no es fácil decorar estanterías y mas si eres tan maniática como yo que te tienes que identificar con todo. Y ya separando la zona de comer de la zona de estar, podéis ver la niña de mis ojos. No sé cómo me ha gustando tanto esta vitrina. Fue un flechazo cuando la vi y me mantiene enamorada. Para todos los que estáis igual que yo: es de Banak Importa.

Si vamos a la zona de estar veréis otro caprichito que tenía: una chimenea eléctrica. Me habéis preguntado muchísimo por ella en Stories y poco os he podido decir porque me la regalaron y es de marca desconocida pero en el mercado hay preciosidades. En mi caso me encanta este modelo por el aire tan parisino que le da a esa zona. Como mesas de centro mantengo mi banco de Westwing de hace un par de temporadas y lo he acompañado con una mesa auxiliar que tengo desde hace más de 20 años. La tenía un poco abandonada y era cromada. Como no me iba con lo que quería, la pinté de dorado igual que las patas de las sillas y el jarrón. En las paredes, el conjunto de láminas que veis las he ido seleccionando durante bastante tiempo y las he adaptado a las medidas de los marcos que tenía, no las he comprado en ninguna web para recomendaros.

la_historia_de_mi_salon_1

Las golondrinas me las regalaron. Son auténticas de un ceramista valenciano de los años 50 y nada más que por eso ya me vuelven loca. En este rinconcito no se estaría tan estupendamente si no fuera por la iluminación de la preciosa lámpara con pie de mármol y pantalla blanca con el interior dorado de Liderlamp. Es sencilla y elegante a más no poder. Por último he de decir que la zona de estar la enmarca una preciosa alfombra que también fue otro flechazo, es de Gandía Blasco.

Y esto es con lo que he decorado mi salón. Como veis son cosas sencillas, que me aportan calma y al mismo tiempo me dan esa sensación de estar en casa. Siempre os he dicho que busquéis eso, con lo que os identifiquéis. Que aunque cueste un poco más tener la casa como deseemos, al final vale la pena. Con esto solo me queda decir que espero os hay gustado este post. El más largo de la historia del blog.

 Un besazo enorme 

la_historia_de_mi_salon_14

la_historia_de_mi_salon_12

la_historia_de_mi_salon_12

la_historia_de_mi_salon_11

la_historia_de_mi_salon_2

la_historia_de_mi_salon_8

la_historia_de_mi_salon_10

la_historia_de_mi_salon_7

la_historia_de_mi_salon_9

La historia de mi salón

Fotografía My Leitmotiv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!