Si no tuvieras miedo

si_no_tuvieras_miedo_7

Llevo dias intentando escribir este post. Tenía muchas ganas pero son cosas que me gusta pensar cuando estoy tranquila y a veces me es imposible encontrar un hueco. El otro día dejándome llevar encontré esta frase: “¿Qué te atreverías a hacer si no tuvieras miedo? Oye, y me hizo pensar. Cuántas veces no se pasa por la cabeza salir corriendo, abrazar a alguien, enviar ese mensaje o irte a vivir a otra ciudad… Demasiados prejuicios.

A veces llega el momento en nuestra vida de hacer esa locura que antes no hemos sido capaces ni de mencionar. Dejar nuestro maravilloso y estable trabajo, saltar en paracaídas, pasar un mes en un templo del Tíbet o pegarte la fiesta de tu vida. El tiempo pasa y son cosas que no hacemos ¿por qué?, por miedo.

si_no_tuvieras_miedo_4

Cuando nos apetece decirle algo a alguien y por, llámalo miedo o prejuicios, lo llevamos dentro como una losa. Pues ya está, se hace sin problema. Seguro que unas palabras bonitas no le vendrán mal. Ah, claro, que yo soy chica y el chico, ¿y qué?, ¿qué vas a perder? Si lo que quieres es que se entere ¿no? ¡Cuántas oportunidades nos perderemos por no decir las cosas! Si lo piensas demasiado se puede poner difícil, ¡hazlo ya!

si_no_tuvieras_miedo_6

Nos engañamos y reprimimos por prejuicios y lo que no nos imaginamos es que a ese persona la podemos estar haciendo my feliz. El ser demasiado sincera me ha traído malas caras, aversión y antipatía. El caso es que yo era sincera mientras que otros se reprimían y se estaban engañando. Sigo siendo así y afortunadamente me ha dado muchas alegrías. Las cosas siempre, siempre hay que intentarlas.

Todo se puede decir de muchas maneras, solo hay que encontrar la forma de hacerlo y tener la suficiente madurez como para saber recibirlo. Otras veces no decimos las cosas por el miedo a que te digan que no, a no recibir respuesta o que te tomen por loco. ¡Pero si lo genial es estar un poco loco!

Con el paso de los años uno siempre piensa en qué hubiera pasado si hubiera hecho esto o lo otro. A mi ya me ha llegado el momento en el que me da igual. Las cosas hay que intentarlas, hay que ser valientes y el primer enemigo que tenemos somos nosotros mismos. No somos capaces de oír los que estamos pensando y el silencio se hace dueño de todo.

si_no_tuvieras_miedo_5

Pues sabéis que os digo, que sí que hablemos, que fuera prejuicios, que arriba los sueños porque son mucho más fuertes que la vergüenza o el miedo. Si tenéis esa cosa en el pecho que necesitáis gritar a los cuatro vientos, pues hacedlo y punto. La primera y única regla es no hacerle daño a nadie aunque siempre están los daños colaterales pero si esa persona os quiere, siempre estará ahí para apoyaros.

Espero que os haya gustado esta nueva reflexión de martes que es para pesar en ella y empezar a no dejarse nada en el tintero.

si_no_tuvieras_miedo_1

Si no tuvieras miedo

Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!