Mini pizzas con bagels

Hace unos años estuvieron en pleno apogeo los archiconocidos panini. Seguro que podéis recordar el típico pan de bagette cubierto por diferentes ingredientes y gratinado en el horno como si fueran pequeñas pizzas individuales. En nuestra casa seguimos recurriendo a ellos para una cena rápida o cuando no apetece ensuciar la cocina. Ahora hemos adaptado la idea y los hacemos con los ya famosos bagels. Estos panecillos redondos con un agujero en medio no son más que eso, pan. Lo bueno es que se adaptan tanto a ingredientes dulces como salados y con ellos hacemos ahora nuestra propia versión de mini pizzas con bagels. En este caso llevan cebolla caramelizada que con el queso y la mermelada está de vicio.

Los conocí hace ya unos cuantos meses cuando recibí un paquete en una caja de Degustabox y desde entonces no hay una semana en la que no caigan unos cuantos. Como por mi parte viviría de cosas dulces hoy os quiero dejar aquí los que preparo con mermelada porque son perfectos para un almuerzo a media mañana, por ejemplo. Aprovechando que ha llegado un bote de Hero Diet con sabor a fresa en la caja de este mes y que estamos en modo reducir calorías aunque no soy yo mucho de promover el cuerpo sílfide, ha sido la que he utilizado. Si os apetece recibir la caja de Degustabox en casa podéis utilizar el código LBNUU para que la primera os cueste 9,99€ y ahora os explico como preparar estos deliciosos bocaditos.

mini_pizzas_con_bagels_4

mini_pizzas_con_bagels_1

Ingredientes:

– 2 bagels

– queso provolone

– avellanas en trocitos

– hojas de rúcula

– mermelada de fresa

– 1 cebolla mediana

– 1 cucharada de azúcar

– 1 cucharadita de crema de vinagre de módena

– 1 chorrito de aceite de oliva

mini_pizzas_con_bagels_2

Preparación:

En una sartén echamos el aceite de oliva y cuando haya cogido temperatura añadimos la cebolla cortada en tiras finas. A temperatura media dejamos que se vaya poniendo blandita, no hace falta que se llegue a dorar. A continuación incorporamos el azúcar y dejamos que se vaya convirtiendo en caramelo, cogerá el color y empezará a oler. Hay que tener cuidado de que no se queme. Ahora añadimos la crema de vinagre de módena y le damos unas vueltas unos minutos.

Encendemos el horno a 180º en la posición de gratinar. Ahora sólo queda colocar los ingredientes en el pan. Primero la cebolla, seguida de la rúcula después un poquito de mermelada y se cubre todo con láminas del queso provolone. Por último los trocitos de avellana. Una vez que el horno ha cogido temperatura se introducen a la altura de gratinar y esperamos a que estén doraditos.

Así de fácil, ya veréis que mezcla más divertida de sabores.

mini_pizzas_con_bagels_6

mini_pizzas_con_bagels_3

Espero que os haya gustado la idea y que le echéis imaginación porque se pueden hacer con otros muchos ingredientes.

¡Hasta el lunes!

mini_pizzas_con_bagels_5

Mini pizzas con bagels

Fotografía My Leitmotiv

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!