La fiebre del oro

Es el color del metal por excelencia. Desde todos siempre lo hemos tenido muy presente entre nosotros. El dorado nos lleva acompañado en la decoración desde tiempos bien remotos. Las mejores ornamentaciones se han hecho siempre en este color. Ahora resurge y tenemos aquí otra vez la fiebre del oro. Lo cierto es que nunca se había ido pero ya se sabe, con las modas las cosas van y vienen. Hoy vamos a ver cómo se refuerza su presencia en los elementos decorativos. Ha cogido fuerza, no cabe la menor duda y parece que ha venido para quedarse.

No es que otros metales hayan dejado de existir es simplemente que el dorado se va a dejar ver más, ya se está dejando ver más. Hace unos años el color más común en los artículos de metal era el plata o el cromado. La temporada pasada el cobre pisó muy fuerte y en la próxima será el dorado. Lo mejor es que gracias a los diseños se adapta a cualquier estilo y lo vais a ver en los ambientes de hoy. Es más, da igual el estilo si todo es dorado. Realza hasta el espacio más decadente e incluso me atrevo a decir que me encanta el contraste.

la_fiebre_del_oro_1

Desde siempre es un color que ha estado entre mis preferidos. Me vuelve loca combinado con el color blanco o el rosa. Con los muebles de madera también hace buena pareja. No os podéis imaginar lo que se nota en cualquier zona de la casa un detalle decorativo en dorado. Si no lo habéis tenido nunca, os animo a que hagáis la prueba este año. Un espejo, un candelabro o un jarroncito que por algo hay que empezar. Fue el color que elegí para acompañar los Juju Hat de mi recibidor ya el año pasado y ahí sigue porque me encanta. Si os gusta este color espero que os sirvan de inspiración los ambientes que vais a ver hoy.

la_fiebre_del_oro_6

la_fiebre_del_oro_5

la_fiebre_del_oro_3

la_fiebre_del_oro_2

la_fiebre_del_oro_4

la_fiebre_del_oro_7

La fiebre del oro

Vía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!