Cosas que me reinician

cosas_que_me_reinician_33

Hay cosas que pasan cuando tienen que pasar y surgen cuando tienen que surgir. Lo bueno de estas cosas es que hay que saber vivir el momento en el que la vida las pone delante. Muchas veces son cosas tan cotidianas que no somos conscientes del poder que tienen sobre nosotros. Es por esto que hay que estar atento a todo aquello que nos hace sentir algo de forma especial y no dejarlo en el olvido. Lo de hablar hoy de cosas que me reinician… para empezar habrá quien no entienda nada pero para seguir, lo voy a explicar.

Me vino todo a la cabeza cuando el domingo recogí unas cuantas ramas de almendro. Aquí las flores ya están un poco pasadas pero el olor es tan dulce e intenso que al aspirar su aroma me reinició. Es inevitable coger una flor y no llevársela a la nariz para ver cómo huele. Ese gesto con su consecuente resultado sobre mí, me hizo pensar en todas las cosas pequeñas que tienen grandes efectos sobre el cuerpo y el alma.

cosas_que_me_reinician_44

Es muy probable que con alguna de las cosas que voy a mencionar alguien se sienta identificado. Habrá quien tenga sus trucos de reinicio y quizás nos los quiera contar pero, ¿a qué llamo yo reiniciarse? Creo que la mejor forma de explicarlo es poniendo ejemplos, así es que os cuento con qué me reinicio yo en un instante.

Siento que me reinicio cuando abrazo a mi perro hasta el “achuchamiento”. Dicen que los perretes están cargados de energía positiva y por eso da tan buen rollo tocarles, abrazarles y tenerles cerca. No sé que será pero ese gesto me pone las pilas, siento la energía e incluso a veces me quedaría pegada a él un buen rato. Dan tanto…

Siento que me reinicio cuando río a carcajadas con alguien que me da buen rollo. Esa sensación de dolor en las mejillas y agujetas en la barriga que te dejan sin fuerza, a mí me reinicia. Es algo que siento cuando juego a pelear en alguna carrera por casa con mi hijo y que a menudo me deja KO, pero la sensación que siento después lo confirma. Me quedo nueva.

Siento que me reinicio cuando bailo, cuando dejo que la música atraviese mi cuerpo y haga vibrar cada milímetro. Me encanta cuando se me mete una canción en la cabeza y la tarareo sin descanso. Siempre tengo que buscarla y el hecho de escucharla, me reinicia.

cosas_que_me_reinician_11

Mi té de media tarde, me reinicia. Los que me seguís ya sabéis la debilidad que tengo al té desde pequeñita, no tomo café y aunque me encanta su aroma el té me pierde. El que me preparo cada tarde es el más especial y si tengo que salir me acompaña mi travel mug. Me compré una porque sin un sorbo de té a media tarde no soy nadie.

Mi perfume. No puedo pasar sin él cada mañana después de la ducha. Día tras día, me reinicia. No me canso y siento que si no lo llevo, me he dejado una parte de mí por el camino. Me da igual que tenga que salir de casa como si no, va conmigo cada día.

cosas_que_me_reinician_55

Me reincida una mirada cómplice que acaba en sonrisa. Esto creo tiene que reiniciar a cualquiera. Puede que la mejor haya llegado cuando me ha tocado hablar en público. Un gesto tan sencillo y tan reparador que te alienta y carga las pilas en un momento.

Por último, me reinicia el olor de las flores, único causante del post de hoy. El otro día fueron las de almendro pero en breve volverán a ser las de azahar y esas sí que reinician a cualquiera. Hay tantos olores, sabores, momentos, lugares capaces de llenarnos de energía… Tenemos que estar atentos a todas esas cosas que ofrecen sentimientos agradables para hacerlos nuestros, porque todas estas pequeñas cosas son las que hacen a personas con interiores gigantes.

cosas_que_me_reinician_22

 

 

Cosas que me reinician

Fotografía My leitmotiv

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!