Antes y después de mi baño al rosa

De todo lo malo, o menos bueno, siempre hay que sacar algo positivo. En mi caso he de decir que este confinamiento me ha servido para sacar muchas cosas adelante que antes por diferentes motivos no podía hacer, entre ellos la falta de tiempo. Me imagino que estoy como todos: poniendo la casa a punto dentro de nuestras posibilidades. Una cosa que me estaba rondando mucho tiempo la cabeza, era cambiar el baño de color. No sé por qué pero me apetecía muchísimo cambiarle el color aunque ya era bonito de por sí. Ahora que lo tengo terminado os enseño el antes y después de mi baño al rosa.

El baño de mi casa, digo «el» porque es el único que hay, no es muy grande. Los techos son muy altos, eso sí, y tiene una ventana por la que entra la luz natural que le da mucha vida. Una cosa muy curiosa que vais a ver es su mampara. Cuando llegué a la casa ya estaba así. Más que mampara es simplemente un pequeño fijo de mármol que evita las salpicaduras en el mueble. Otra cosa que tiene mucho encanto es su puerta blanca, alta y con un cristal arriba muy típico de estas construcciones antiguas. El alicatado a media altura le da ese punto diferente a lo que estamos acostumbrados a ver y por lo que cada vez nos inclinamos más.

Las siguientes imágenes os las dejo para que podáis ver su color original. Estaba en azul bebé y tenía una cenefa en un azul más fuerte. Los complementos eran cromados y siempre me han «chirriado» con los pomos negros del mueble de baño que por cierto, es de Ikea. Serán cosas mías. El caso es que, aunque el rosa también es un color frío, me resulta mucho más luminoso y sabía que quedaría muy bien con el aire romántico que tiene el baño.

Estas son las pinturas que he utilizado. Para todo el proceso he confiado en Bruguer. Estaba claro que si quería las paredes en color rosa la cenefa no le iba ni en sueños y siendo algo tan sencillo, decidí pintarla con pintura de azulejos. Nunca antes había pintado azulejos pero os aseguro que me ha resultado facilísimo con esta pintura. Podéis ver la gama en la imagen. Cubre muchísimo, seca rápido, no gotea y el resultado lo vais ver vosotros mismos. El color es el blanco harina. Para las paredes buscaba un determinado tono de rosa, lo tenía clarísimo, y necesitaba una pintura especial para zonas húmedas. Mi sorpresa fue cuando lo encontré todo en Bruguer. El tono es el rosa harmonía de la gama «Ultraresist» efecto mate. He quedado encantada por la rapidez en la que he terminado el trabajo y con el resultado.

Otra cosa que tenía en mente para cuando pintara el baño de rosa, era cambiar la grifería. La verdad es que tenías mis dudas porque me encantan los grifos negros pero también me vuelven loca los grifos dorados. He estado dudando entre unos y otros bastante tiempo. Con los primeros tenía la sensación que me cansaría muy rápido y con los segundos, puede que también. Mi sorpresa fue que buscando opciones di con los que vais a ver en las fotos en la tienda online de Bañoweb. Os lo digo ya porque cuando os los enseñé por IG Stories os encantaron y cuando después los saqué en un IG Live también, pero quería dejaros toda la información en este post.

Este modelo de grifería en negro mate con los detalles en oro rosa me encantó desde que lo vi y sabía que serían ideales para acompañar la pintura rosa. Me encanta cada detalle: desde el flexo de ducha que en este caso es liso y de goma, hasta la forma que tiene de rodar el telefonillo para que este no se enrolle. Me sorprendió esa forma en la que lo «mecanizan» tan cómoda. Dicho esto, creo que el resto lo podéis comprobar vosotros mismos. Bueno, una última cosa. Si os fijáis, mi telefonillo no está colgado de forma vertical y os explico por qué. Los grifos los cambió mi hijo, no podíamos contar con ayuda de un profesional porque no podía venir nadie a casa debido al estado de confinamiento. Bien, pues os tengo que decir que el cambio fue facilísimo y el telefonillo tiene ese sentido porque aprovechamos el tornillo que había en el soporte anterior y nos quedaba así. Lo estuvimos valorando pero en el fondo, hasta nos gustaba más.

Por último os tengo que hablar de los accesorios de baño: toalleros, cestos para geles y utensilios, etc. Son los mismos que había de origen. Si os fijáis en una foto del antes podéis ver que es el mismo toallero. No quería cambiarlos porque están muy bien y tampoco quería taladrar las paredes. Solo tenía que cambiarles el color. Lo que hice fue pintarlos con pintura de spray negra mate para metal. Más fácil y rápido imposible. Después colgué unos cuadros porque antes no tenía nada y… ¡voilà!

Y por último… ¡SUPER SORTEO!

Sí, sorteamos un juego de grifos iguales a los míos cortesía de Bañoweb. Para participar tenéis que ir a la foto que he publicado con el sorteo en Instagram. Os dejo el enlace y muchísima suerte.

Espero que os haya gustado y que os sirva para tomar ideas.

Antes y después de mi baño al rosa

Fotografía My Leitmotiv

2 respuestas a “Antes y después de mi baño al rosa”

  1. Eva dice:

    El resultado es precioso. Me encanta! 😍
    Suelo utilizar también pinturas bruguer y me apunto ese tono de rosa porque me ha enamorado.

  2. FRANCESCA dice:

    A mi particularmente, me gustaría que hubieras sacado las fotos un poquito más de lejos para poder apreciar mejor el cambio, además de haberlo hecho por zonas. No lo puedo apreciar bien, me refiero al color.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!