Antes y después con auténtico Chalck Paint

Tengo esta consola de madera maciza desde hace varios años. Siempre me ha encantado precisamente por eso, por su madera y por la veta tan bonita que tiene. Aún así, siempre le he tenido un especial amor odio y desde el día que la vi sabía perfectamente por qué. El problema lo tenía su tinte y el brillo de su barniz. Y digo tenía porque como vais a ver, ya lo he solucionado, su tono era demasiado amarillento y el tinte para mi gusto llevaba demasiado negro. Siempre he tenido mis dudas en qué hacer con él porque pintarlo entero iba a ocultar el encanto de la madera y por ese motivo nunca me atreví a hacerle nada. Pero como todo tiene su momento, fue ahora durante el confinamiento y a raíz de los directos que he hecho en Instagram, que Neus de Crea Decora Recicla me ayudó para hacer el antes y el después con auténtico Chalck Paint que vais a ver.

Quedamos para que a través de un directo en mi perfil, nos diera a todos tips, técnicas y consejos para utilizar la famosa pintura a la tiza. Fue ahí cuando le comenté el caso de mi mueble. Le comenté exactamente lo que os acabo de decir más arriba. Me pidió una foto y en cuanto lo vio me recomendó pintarlo de blanco, como quería yo, pero dejar el sobre de madera. La idea era genial pero a ver cómo le quitaba el horrible color del barniz y peor aún, el tinte que estaba incrustado en ella. Pues os diré que con solo tres productos y en un día lo conseguí. A continuación os explico el paso a paso por si tenéis algún caso similar y os sirve de ayuda.

En la imagen superior podéis ver cómo era el mueble en su estado original y os aseguro que en esta foto está favorecido. De verdad. Es una consola preciosa y a mí me ha resultado muy versátil porque ha estado de mueble en el recibidor, aquí como rincón de trabajo improvisado, o simplemente haciendo de consola decorativa como la tengo ahora.

Os explico de izquierda a derecha los productos que he utilizado. En primer lugar lo que hice fue decapar la parte del sobre. Para ello utilicé Bio-Strip, un decapante al agua. Tiene un ligero olor muy agradable y al ver la delicadeza del producto dudas de lo eficaz que puede llegar a ser. A mí me sorprendió muchísimo y no es la primera vez que trabajo con este tipo de productos. Su textura es gelatinosa y se aplica fácilmente con una brocha. Transcurridos diez minutos se retira con un paño húmedo y en mi caso como apenas había barniz, que tenía que entrar en el poro de la madera, lo rasqué todo con un estropajo de aluminio. Esta madera es muy basta, creo que es palet reciclado, por lo que permitió muy bien este rascado. En la siguiente imagen se puede ver el proceso.

Lo siguiente que hice fue pintar toda la parte inferior con Auténtico Chalck Paint de la gama Vintage con el tono Bright White. La pintura a la tiza no necesita imprimación por lo que el proceso es mucho más rápido. También os diré que seca muy bien y es ideal para los impacientes como yo, o para los que no tenemos demasiado tiempo para estos cambios. Como os podéis imaginar es una pintura al agua, las brochas se limpian fácilmente y la cobertura es estupenda.

El último paso que seguí fue tratar la madera decapada. Aquí Neus no me aconsejó aplicar barniz de nuevo porque ella sabía que el acabado natural que yo buscaba no me lo daría. Finalmente me recomendó aplicar cera. Aunque el producto viene en una lata y es sólido, al tocarlo con la brocha se vuelve líquido y se aplica suavemente como podéis ver en la imagen de la derecha. Huele de maravilla y la madera se vuelve preciosa. Una vez está la cera dada si la bruñís con un paño de algodón aparece un brillo natural y espectacular. La cera que ves es Furniture Wax incolora.

De aquí en adelante solo podéis ver el resultado final. Personalmente me gusta muchísimo más como está ahora por la luz que ha cogido. Se ve un mueble fresco y con un aire mediterráneo que me encanta y con el que me identifico muchísimo. El aspecto de la madera no me puede gustar más y lo que más me ha llamado la atención ha sido lo que he disfrutado del proceso. Lo que podía haber sido un trabajo costoso, sucio y complicado, se convirtió en un puro entretenimiento con el pasé un domingo de cuarentena. Espero ayudar con este post si alguien se encuentra en una situación parecida.

Fuera pereza que merece muchísimo la pena.

¡Os animo!

Antes y después con auténtico Chalck Paint

Fotografía My Leitmotiv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!